La caída en el sector inmobiliario de rentas locales comerciales en Mérida.

El sector inmobiliario de rentas de locales comerciales registró una caída en el último mes del 20 por ciento, debido al cierre temporal o definitivo de negocios comerciales y de servicio de la parte norte de la ciudad y del Centro Histórico de Mérida.

Se espera que en mayo incremente el número de negocios que bajen sus cortinas, ya que no podrán pagar la renta de inmuebles. 

Un informe de la compañía inmobiliaria Uno Consulting detalló que en lo que va de la contingencia el sector inmobiliario de rentas comerciales registró una caída en la ocupación de locales en el centro y norte de la ciudad, principalmente los afectados por la inactividad económica son los microempresarios y emprendedores. 

“No hablamos de locales vacíos, sino de espacios que han sido abandonados, por cancelación de contratos. Esta tendencia indica que al final de mayo, para el 30, habrá un cinco por ciento más, es decir, una baja en locales de hasta un 25 por ciento, por la cuarentena”, explicó. 

Refieriendonos a puntos “evidentes” de cierre, como los locales ubicados a lo largo de la avenida Andrés García Lavín, así como Paseo y Prolongación Paseo de Montejo, asimismo, como diversos locales en la zona del Centro Histórico. 

Según el estudio realizado por Uno Consulting, la zona norte, además de que se caracteriza por verse afectada en inversionistas micro y emprendedores; los sectores que se han visto forzados a cerrar son los de comercio, con venta de ropa, comida y servicios de alto valor, como pueden ser principalmente la tecnología. 

En el caso del Centro Histórico de la ciudad, los principales afectados son, además de los locales de comida, los vendedores de zapatos, ropa, ferreterías, artículos electrónicos y accesorios para celulares. 

“Se trata de una caída significativa al comercio al pormenor. Y se caracteriza también por no ser productos de primera necesidad, sino complementarios, como la telefonía, reparación de productos electrónicos, importación, entre otros”, detalló.

Canto Villanueva apuntó que el principal motivo de esta caída se atribuye a la falta de arreglos y flexibilidad de los arrendadores para pautar plazos de pago en renta considerables ante la condición atípica que ha generado la contingencia sanitaria por el coronavirus. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *